Videos porno Audición

Casting XXX en HD

En todas partes del mundo siempre hay productoras que están buscando nuevas chicas para iniciar en el mundo de la pornografía. Para eso utilizan los ya conocidos castings donde una persona se acuesta con una tía para saber si ella tiene las cualidades para hacerlo profesionalmente.

Pero no todos estas audiciones XXX son reales, algunas se aprovechan de las mujeres y las engañan solo para para follarlas, ya que lamentablemente no hay ningún trabajo esperándolas luego de pasar la prueba. Lo bueno es que parece que se la pasan bien echando un polvo con un desconocido mientras se graban.

Ahora bien, dentro de estos videos las chicas tienen que hacer todo. Mamadas, pajas con sus tetas y hasta sexo anal, y es que si no pueden en una simple prueba cuando tengan que rodar las cosas serán mucho más difíciles. Es bueno que vayan aclimatandose para que luego cuando les toque compartir escena con actores profesionales lo hagan de la mejor forma.

Otro detalle importante es que algunos casting son conducidos por mujeres, follando tanto con hombres o con otras, y de esta forma probando sus actitudes para esta difícil profesión.

Audiciones porno por mujeres amateurs

Las mujeres que participan de estos videos son amateurs, al menos en un primer momento. Seguro reconozcamos alguna famosa estrella porno, pero cuando era muy joven y daba sus primeros pasos en este mundo. El resto son zorras completamente descosidas que solo quieren demostrar lo putas que son delante de una cámara y dé paso divertirse un rato.

No hay nada de malo en eso. Ademas, muchas de estas audiciones son pagadas, por lo que en el peor de los casos se divierten un poco y encima se ganan algunos euros que luego pueden gastar en irse de copas por la noche.

Primera vez en el porno

No por eso son videos caseros, ya que la producción que tienen es la esperable dentro de la industria. Pero para muchas mujeres esta es la primera vez que intenta hacer porno, y eso se nota.

Al principios las vemos nerviosas y algo tímidas cuando es el momento de quitarse la ropa. Y aunque el entrevistador las ayude haciéndole preguntas, ese primer momento es el más difícil siempre. Una vez que esta calientes y las cosas comienza a marchar sobre ruedas, se las nota más distendidas y parecen como si lo estuvieran haciendo en su propia habitación.